Análisis Sunday Gold

Si quieres saber lo que se siente al jugar a un juego que mezcla 2 géneros a la perfección, no te pierdas nuestro Análisis Sunday Gold.

La desarrolladora de Sunday Gold junto a la editora TEAM17 han creado algo realmente espectacular, que a los amantes de las aventuras gráficas y los combates por turnos desearán jugarlo. Como nosotros, que después de haberlo jugado queremos más.

Sunday Gold se sitúa en el año 2070, en un Londres futurista al más estilo cyberpunk ochentero pero a la vez decadente y lleno de criminales. Además reina un nuevo deporte, carreras de perros cyborg horripilantes que causan más problemas que diversión.

Nada más comenzar el juego, nos damos cuenta el mimo que hay en todos los entornos, ya que estamos ante la base de una aventura gráfica con escenarios muy trabajados al más puro estilo cómic europeo, y sobre todo, con muchos detalles alrededor.

Los colores, sombras y luces encajan a la perfección en todas y cada una de las partes del escenario, que junto al increíble estilo artístico hará que disfrutemos de cada escena mientras estemos jugando.

Algo que nos a gustado es que durante las charlas entre nuestros protagonistas, y con otros personajes, es que han conseguido trasmitir en todo momento esa sensación de novela gráfica.

La ciudad de Londres se encuentra en un estado oscuro y sombrío. El desempleo y la falta de vivienda están en su punto más alto. Los límites éticos se están estirando hasta su límite y el multimillonario corrupto, Kenny Hogan, no está haciendo nada bueno.

Para solventarlo tenemos a nuestros 3 protagonistas, Frank Barbero, Gavin Dorsey y Sally Wheeler, juntos vivirán situaciones de todo tipo y serán el mayor dolor de cabeza del tirano en esos tiempos.

Una vez estamos dentro del juego nos impresiona el entorno, donde vemos como refleja claramente la situación de esta actual sociedad y el estilo cómic del que os hablábamos, que a medida que vayamos jugando encajará a la perfección ante las diferentes situaciones que viviremos.

Nuestros personajes disponen de unos puntos que nos servirán tanto para interactuar con el entorno como para las peleas, puntos que se agotan y que para restaurarlos deberemos de pasar el turno, algo que en algunas ocasiones será sinónimo de lucha.

En algunas interacciones no nos pedirán puntos, pero en otras donde podamos recoger algún objeto y interactuar con él si que nos lo restarán y en eso hay que ir con mucho cuidado, porque en el escenario donde nos encontremos, es posible que no tengamos puntos para seguir interactuando y tengamos que pasar turno para recuperar nuestros puntos.

Algo que debemos advertir es que cada vez que pasemos turno, aparecerá una pequeña escena donde veremos como aleatoriamente aumenta o disminuye la dificultad de encuentros con los enemigos. Esto lo podremos ver en un medidor de alerta que tendremos en la parte superior de la pantalla.

Tendremos cuatro escenarios diferentes a la hora de pasar turno, el primero es que no ocurre nada y podremos proseguir, la segunda es la aparición de una viñeta donde veremos un Walkie-talkie y como el enemigo avisa que está todo en orden.

Aquí la barra de peligro puede disminuir o mantenerse igual, la tercera (aquí la barra de peligro subirá) es que hay algo sospechoso y van a investigarlo. (pueden o no aparecer enemigos)

La cuarta es que directamente aparecerán enemigos y tendremos una secuencia que nos llevará a una batalla, la cual comenzaremos bien o mal según los puntos de acción que tengamos en ese momento. Para reestablecerlos en combate basta con seleccionar la opción de protección.

Con esto hay que tener bastante cuidado, porque inevitablemente esta barra se llenará y en el momento que esté lleno (MODO ALERTA MÁXIMO) los encuentros con enemigos serán constantes, pero si jugais con cabeza y administrando bien los puntos mientras interactuais, sería raro que llegaseis al máximo.

Algo que nos a gustado es cuando hablemos con otros personajes amigables y no tan amigables, ya que no se han cortado un pelo y han incluido un lenguaje bastante soez, pero que encaja a la perfección con la personalidad de nuestros protagonistas y la sociedad en general.

Este tipo de lenguaje también lo encontraremos en multitud de situaciones, como por ejemplo dentro de correos electrónicos, los cuales muchos tendrán su propia mini historia y nos darán a conocer detalles de la vida de algunos personajes.

Mientras vamos avanzando encontraremos algunos minijuegos, donde algunos tendremos que descifrarlos para seguir la historia. Algo que nos ha gustado mucho es que algunos están pensados para que sea descifrado por uno de nuestros protagonistas.

Por ejemplo, hackear ordenadores, conseguir códigos de seguridad, etc, será trabajo para Gavin. Algunas cerraduras será trabajo para Frank, y en algunos momentos tendremos que mover objetos muy pesados, de esto se encargará Sally.

Aunque si debemos de decir que algunos de ellos (que no queremos mostrar para que los descubrais por vostros mismos) son bastante confusos a la hora de descifrarlos, ya que en varias ocasiones hemos sufrido mucho hasta que no encontramos la lógica.

Durante nuestra aventura, habrá momentos donde nos darán la posibilidad de elegir dos caminos, uno será el del sigilo, donde no combatiremos pero a cambio tendremos que darle más al coco con los diferentes puzzles, o combatir directamente con todo lo que nos encontremos a nuestro paso, eso será decisión vuestra, pero recordar que los consumibles se gastan y en este juego son escasos.

Adentrándonos de lleno en el combate, estos como ya os adelantamos al principio, serán por turnos y tendremos que administrar nuestros puntos para lograr la victoria. Además, a medida que vayamos avanzando y subiendo de nivel, se nos otorgará de nuevas habilidades para ayudarnos en los combates.

Nuestros protagonistas tienen predeterminados sus stats, de tal manera que nos encontramos que Frank es el personaje que usaremos para apoyar al resto junto a su alto nivel de DPS.

Gavin digamos que es el especialista en tecnología, y eso nos ayudará bastante, ya que dispone de habilidades a distancia para romper guardias y desastibilizar a enemigos cibernéticos.

Sally es nuestra chica tanque, que gracias a sus stats puede aguantar muy bien los golpes, además que con su fuerza bruta quitará bastante vida a los enemigos humanos. Ella es el médico del grupo, así que es mejor subirle los stats de sanar cuanto antes mejor, pues gracias a ello podrá sanar y revivir a los compañeros caídos.

Como a todos nos ha pasado alguna vez, a medida que jugamos, vemos que quizas nos hemos equivocado al administrar algunos stats del árbol de habilidades en nuestros personajes y nos gustaría re-administrarlos, pues para ello deberemos finalizar el capítulo donde estemos.

En ese momento apareceremos en el bar, en este hay un sótano donde a parte de hablar entre ellos y organizar la próxima misión, tendremos la oportunidad de reiniciar el árbol de habilidades.

Estas habiliades podreis ir subiéndolas de stats hasta un máximo de puntos cada vez que aumentemos nuestro nivel. Además iremos encontrando objetos que nos podremos equipar y que en los combates nos ayudarán bastante, pues la mayoría van asociados a las características de cada uno de nuestros protagonistas.

También iremos encontrando mejores armas principales y secundarias a medida que vayamos avanzando. Durante los combates podremos elegir entre las 2, y según la debilidad del enemigo haremos mas o menos daño.

Cada uno de nuestros protagonistas será más afín a usar armas cuerpo a cuerpo ligeras, pesadas, armas a distancia y otras remotas. Estas no pueden ser aumentadas, pero si podremos hacer más daño con ellas si subimos de nivel nuestros stats de ataque y las habilidades asociadas a ellas.

En Sunday Gold han incluido algo más para los combates, “la compostura”. todos nuestros protagonistas tienen compostura, esta dispone de tres niveles diferentes que deberemos controlar si no queremos que la batalla sea un FAIL.

Nuestra compostura se va agotando a medida que vamos explorando (solo si interactuamos) y en los combates. A medida que va bajando nuestra compostura nuestro personaje se verá menos cuerdo.

Comenzar un combate con la compostura baja, a parte de dificultar el combate, hará que aparezca un temporizador, dentro de ese tiempo tendremos que actuar rápido y elegir como atacar o defendernos, ya que si se nos acaba el tiempo y no hemos realizado ninguna acción, nuestro personaje no atacará y perderá el tiempo, además de disminuir nuestros turnos de ataque.

En algunos momentos tendremos que hacer uso de consumibles, y aqui hay de todo, desde estupefacientes, bebidas alcohólicas, y una gran variedad de medicinas con distintos efectos,que pueden ir desde la euforia hasta la relajación, este último nos otorgará más defensa.

Después de cada combate se nos otorgarán 2 puntos de habilidad que podremos distribuir como más queramos, así que elegir bien cada punto. aunque más adelante podreis redistribuirlos.


La conclusión que saco después de haber jugado durante horas y horas es que Sunday Gold a sabido juntar dos géneros que bien puede haber asentado un precedente en los juegos point and click. Porque han sabido mezclarlos a la perfección.

Aunque también hay que decir que esta mezcla de géneros hay que pulirla, y que en el futuro podríamos tener nuevos títulos con un gran potencial, el cual Sunday Gold tiene ese potencial pero a medio pulir.

La historia nos encantó y te lo pasas genial con el carisma de cada uno de los protagonistas y sus salidas de tono y lenguaje soez, que es perfecto para meternos más en la historia. Sin olvidarnos del doblaje inglés que es sublime.

Sunday Gold es un mundo lleno de humor negro, gamberro, cibernético y sangriento que disfrutaremos a cada segundo.

Gracias Team17 por darnos la oportunidad de probar este fantástico título 🙂

Good

  • La historia es divertida
  • Personalidad de los protagonistas
  • La mezcla de dos géneros
  • La ambientación
  • El estilo artístico

Bad

  • Falta profundidad en los combates
  • Algunos puzles no se entienden
7.3

Bueno

Gráficos - 7
Historia - 7
Sonido - 6.8
Jugabilidad - 7.5
Innovación - 8

Lost Password