Análisis Alan Wake Remastered

PC PS5 Series X | S
Cómpralo

Han pasado más de 10 años desde que pudimos jugar por primera vez. pero cuando lo probamos pudimos ver el fantástico trabajo que hizo Remedy con este título, por ello nos entusiasma adelantaros el análisis Alan Wake Remastered.

En este análisis vamos a intentar explicar con todo detalle lo que hemos vuelto a vivir a jugar de nuevo a este fantástico título. Y me alegra revivirlo de nuevo pues apenas recuerdo nada de la versión de Xbox 360 y eso es algo fantástico para poder explicar lo que siento al jugarlo.

No entraré en todos los detalles de cambios respecto a la versión original porque ya está muy hablado en anteriores noticias, pero antes de adentrarnos de lleno en el análisis, os dejaremos un vídeo que publicó Remedy, mostrando los cambios que hay entre Alan Wake original y este Alan Wake Remastered.

 

Para quien no conozca en absoluto este juego, decir que Alan Wake Remastered es un juego del género thriller psicológico con un escritor de best-sellers como protagonista. Alan Wake es un escritor que ha llegado un momento en su carrera donde ha perdido la inspiración y que se embarca junto a su mujer en unas vacaciones en el idílico pueblo de Bright Falls. Pero lo que había empezado como un viaje para intentar abrir la mente de Alan Wake y a su vez un poco de tranquilidad, de pronto se convierte en una verdadera pesadilla.

Alan de repente se despierta en su coche, el cual parece que sin saber como ha sufrido un accidente, y su mujer Alice no está, ha desaparecido, pero en el asiento donde estaba su mujer encuentra una página de un manuscrito creado por él, lo intrigante es que Alan no recuerda haberlo escrito. En ese momento sale del coche y emprende la búsqueda de su esposa, pero no tiene la menor idea de lo que le espera.

Una de las cosas fantásticas que tiene Alan Wake remastered, es que aún siendo un juego thriller psicológico con algunas pinceladas de terror, durante el juego tendremos algunos momentos de humor a manos del editor Barry que nos acompañará en algunos momentos de la historia, a parte de varias menciones a conocidos videojuegos y películas de terror.

Lo que nos encanta de la historia de Alan Wake Remastered es que es muy rápida, en el sentido que nos explicarán las cosas o sucesos a modo de clip pero no se harán pesados como podemos encontrar en otros juegos, el juego fluye perfectamente sin tenernos estancados bombardeándonos con escenas.

Desde el primer segundo que comenzamos a jugar, iremos encontrando páginas del manuscrito que Alan nos narrará, además iremos escuchando a Alan como nos proporcionará una narración constante de sus pensamientos y acciones a lo largo de todo juego. Esta técnica nos sorprendió desde la versión original y es todo un acierto para que no tengamos momentos de silencio total mientras investigamos y recorremos todo Bright Falls. Durante todo nuestro recorrido conoceremos a un montón de diferentes personas que viven en Bright Falls, la mayoría nos relatarán pequeñas historias o temas personales.

Durante el juego, la mayor parte del tiempo lo haremos atravesando zonas boscosas bastante densas, veremos que todo transcurre de noche, la vista general será oscura y tendremos que hacer uso de nuestra linterna para poder seguir. Por suerte encontraremos pequeños caminos donde habrán unas farolas de las cuales podremos resguardarnos de los enemigos que puedan atacarnos.

Aquí será donde estará la clave para poder eliminar a estos enemigos. Estos se encuentran envueltos de un halo de oscuridad que les protege de cualquier daño, y que debe ser destruido utilizando algo tan básico como la luz de una linterna u otras fuentes de luz. Cuanto más estemos enfocándoles con la linterna, esa protección irá disminuyendo hasta desaparecer, en ese momento podremos eliminarles con nuestro revólver.

A medida que vayamos avanzando el número de enemigos será mayor pero sin ser absurdo como en otros juegos, donde creen que a mayor número de enemigos mayor es la dificultad. En momentos donde tengamos a varios enemigos es muy posible que al rededor podamos ver bombonas de gas u objetos que puedan hacer explosión, de esta manera podremos deshacernos de un grupo con tan solo un disparo. Pero habrá otros momentos que no tengamos nada que nos pueda ayudar, y entonces veremos lo bien que funciona el sistema de combate de diversas maneras.

Podremos plantearnos una estrategia táctica para ver a quien atacamos primero, y que gracias a su control intuitivo podremos mapear uno de los bumpers del pad como maniobra evasiva. Por ejemplo si pulsamos en el momento justo que un enemigo nos vaya a dañar, se mostrará una especie de tiempo bala donde veremos como Alan esquiva dicho ataque, y la verdad es que queda bastante cinematográfico.

Hay que tener bastante cuidado con estos enemigos, pues antes de aparecer en forma humana, son como una especie de niebla negra y son difíciles de distinguir, algunas veces si no los vemos en ese estado, cuando aparezcan, será demasiado tarde y nos dañarán. Aunque estemos hablando de como poder atacarles, también tendréis la opción de esquivar y huir hasta la fuente de luz más cercana. Incluso varios de estos enemigos veremos como tienen algunas frases predefinidas que les dará algo de personalidad, algo que se agradece para que no sean enemigos al tun tun.

También dispondremos de algunas fases de conducción, donde veremos que han mejorado la maniobrabilidad respecto a la versión original. Hay que recordar que es un juego de hace más de 10 años y que algunos tramos de conducción quizás pueda parecernos repetitivos e incluso alargados, pero en esa época era algo bastante normal.

Cuando llegamos a cierto punto del juego, el apartado narrativo nos tiene tan enganchados que es difícil dejar el mando. Alan no dejará de hablar sobre cosas que ha visto, sobre su trabajo, su vida, y sobre este sitio tan extraño, conversaciones y pensamientos que será como si estuviésemos viendo una buena película que está tan interesante que no queremos levantarnos para ir al WC.

En cuanto el sonido hay que decir que este juego aconsejamos encarecidamente jugarlo en un equipo 5.1, 7.1 o auriculares con efecto 5.1, porque los efectos de sonido y la direccionalidad de los diferentes canales del surround son una autentica pasada. El doblaje al castellano es de los mejores que hemos visto en un juego, pues el nivel es altísimo, para poneros un ejemplo, nuestro protagonista Alan Wake lo dobla René García, que es quien pone la voz de Bruce Wayne (Batman), Agente Mulder (expediente X) o Keanu Reeves en matrix o John Wich.

La banda sonora está creada y compuesta por Petri Alanko, ambienta a la perfección las diferentes situaciones, ya sean más calmadas o más tensas, y al final de cada capítulo suena una canción de diferentes grupos, cuya letra se relaciona de una forma u otra con los acontecimientos de los que se acaba de ser testigo.

Para ir finalizando, me alegro de que ambos episodios adicionales se incluyan desde el principio porque no sé si habría apreciado completamente a Alan Wake con solo los seis originales. Estos dos últimos cuentos ayudan a completar la narrativa, y es una pena que el DLC american Nightmare no se haya incluido también.

Alan Wake Remastered conserva exactamente todos los elementos originales tal y cómo fueron concebidos, y eso es todo un acierto por parte de Remedy, ya que no han modificado nada y así poder vivir la misma experiencia pero con mejoras.

Después de haber pasado más de 10 años, quiero tener un rato libre para disfrutar de este juegazo que ahora al estar en plataformas PlayStation, mucha más gente podrá disfrutarlo y vivir tan agradable experiencia como la que vivimos los usuarios de PC y Xbox hace ya tantos años. Así que sólo me queda desearos una experiencia plena y satisfactoria.

Good

  • Historia
  • Jugabilidad
  • Resolución
  • Doblaje y traducción

Bad

  • Haber esperado tanto
  • Un remake habría sido de 10
8

Excelente

Si no estoy redactando estoy viciándome, y si no me vicio estoy coleccionando videojuegos o trasteando con hardware. Administrador de ZonaActual

Lost Password

Sign Up